Aconteció como ocho días después de estas palabras, que tomó a Pedro, a Juan y a Jacobo y subió a orar. Y entre tanto que oraba, la apariencia de su rostro se hizo otra y su vestido blanco y resplandeciente. Lucas 9:28-29.

Este poderoso versículo nos muestra una hermosa realidad; Lo vital que es orar para nosotros y que tenemos un excelente ejemplo de Jesús el hijo de Dios. Se nos muestra en este versículo que Jesús siendo el hijo de Dios, siendo Dios hecho hombre en la tierra, se apartaba a orar, se apartaba a hablar con Dios, a entrar en comunión con su padre, aun siendo el Rey de Reyes y señor de señores, él entendía su necesidad de ser uno con su padre, él entendía que para poder cumplir con la tarea que el padre le había asignado aquí en la tierra, debía mantenerse en constante comunicación y comunión con el padre, manteniendo sus pensamientos en sintonía, manteniéndose sujeto a la voluntad del padre.

De la única forma que podemos conocer la voluntad del padre en nuestras vidas es cuando oramos además de estudiar su santa palabra. Cuando oramos entramos en sintonía con el fluir del Espíritu Santo en nosotros, cuando oramos empezamos a entender nuestro propósito en esta tierra, cuando oramos empezamos a ser mudados en nuevos hombres y nuevas mujeres y empezamos a morir un poco más a nuestras actitudes mundanas y vivir y caminar mas en las actitudes del espíritu, en aquellas actitudes que reflejan que los frutos del Espíritu santo están en nosotras.

Como hombres y mujeres sabios en Cristo, debemos entender nuestra necesidad de orar, esa necesidad de hablar con el padre para que cada vez mas sea él en mí y a través de mi, para que esos cambios que deseamos en nosotros, en nuestra forma de comportarnos, en nuestra forma de reaccionar, en nuestra forma de contestar, responder y tomar las situaciones, sea mudada en una nueva. Parte del versículo en el fragmento final nos dice que mientras Jesús oraba, la apariencia de su rostro se hizo otra y su vestido blanco y resplandeciente. Poderoso! Entonces mientras estamos orando en la presencia de Dios, vamos siendo transformados más y más hasta llegar a la estatura del varón perfecto; hasta parecernos más y más a nuestro padre que está en los cielos. Hasta que se muera mi yo, mi ego, mi necesidad, el gusto egoísta, la prioridad egoísta, los deseos de la carne que van contra el Espíritu, los pensamientos enfocados en el mundo y sus deleites, las viejas actitudes, la falta de comprensión hacia el otro, la falta de amor hacia el otro, la falta de tolerancia hacia el otro, los celos hacia el otro, la contienda hacia el otro, el andar en la vida sin propósito y sin rumbo fijo, el carácter voluble, el carácter inconstante.

Todo cuanto pueda reflejar al viejo hombre y a la vieja mujer que no conocía a Cristo, va desapareciendo, vamos siendo mudados, cambiados, renovados por la presencia poderosa del Espíritu santo a través de esa oración (conversación) cara a cara con mi creador, redentor, purificador, transformador, padre de las luces, el que ama tu alma, Jehová de los ejércitos.

Hoy el Señor te invita a que entres a su presencia para que seas transformado y puedas llegar a ser ese hombre y esa mujer que Dios planeó que serias desde que estabas en el vientre de tu preciosa madre. Hoy es el momento para que entres a su presencia y permitas que el cambie tu vestido actual y que te vista con uno blanco resplandeciente donde solo se pueda reflejar él a través de ti. Él desea que cuando la gente te mire a ti, ya no seas mas tú sino que la gente lo vea a él.

Que cuando hables ya no seas más tú sino que la gente lo escuche a él en ti. Que cuando entres a un lugar la gente diga; hay algo diferente en el o ella, es como un cambio, es como una gracia¨. Pero realmente eso es solo reflejo de que estás pasando más tiempo con el señor a solas (en oración) y que él se está estableciendo más y más en ti. Que ya no vivas mas tu sino Cristo en ti.

Que Dios te siga bendiciendo grandemente y que recibas su gracia renovadora en este día!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *